Madrid 659 706 618 | Asturias 659 115 313 info@deshollinadoresdemadrid.com

¿Merece la pena instalar una estufa de pellets?

por | Feb 26, 2020 | Estufas de Pellet | 0 Comentarios

Tradicionalmente se ha vinculado el calor de hogar a las chimeneas de leña, por la coincidencia entre la superficie hueca donde se queman los troncos de madera y el apelativo familiar de vivienda.

Sin embargo, muchas personas que deciden contar con una fuente de calor limpia y sostenible en su casa optan por una estufa de pellets.

Y es que, si bien se trata de una opción que conlleva una inversión inicial algo más elevada que la chimenea convencional de leña o la de bioetanol, a la larga, la estufa de pellets es, con diferencia, la opción más económica.

Sobre todo, si tenemos en cuenta el tipo de combustible que emplea y su precio.

Pero sigue leyendo, que te vamos a exponer los pros y los contras de este sistema de calentar la casa basados en nuestra amplia experiencia. Para que puedas tomar una decisión fundamentada.

Un buen número de pros

La estufa de pellets funciona como la chimenea clásica de leña, pero no es necesario cortar leña o suministrarle troncos para generar calor.

Estos pequeños aparatos, que pueden trabajar como una unidad independiente o conectarse a un ventilador de distribución para proporcionar calor a toda la casa, emplean pequeñas piezas de madera comprimida o biomasa.

Éstas, denominadas pellets, se queman para generar temperaturas constantes sin que tengamos que estar atentos a su funcionamiento o a la colocación de los troncos.

Además, los sistemas de calefacción que funcionan con pellets pueden considerarse en toda regla energía renovable, pues como veremos ahora emplean material reciclable.

Y los mejores modelos que hay actualmente en el mercado pueden alcanzar ratios de eficiencia superiores al 90%, lo cual es también toda una ventaja.

Pero como en todo hay pros y contras

Así que si tienes planeada la adquisición e instalación de una estufa de pellets debes considerarlos antes de lanzarte a esta inversión.

En primer lugar, como hemos apuntado, estarás utilizando materiales reciclados para ayudar a calentar tu hogar.

Los pellets de madera o pellas de biomasa que se convierten en combustible para una estufa provienen de materiales reciclados.

Estos elementos naturales pasan por un proceso de fuerte compresión para que no quede humedad en el producto.

El combustible seco puede generar más calor en tu hogar, por lo que las pequeñas pellas tienden a quemarse más limpiamente y calientan incluso más que la leña estándar.

Lo que significa que puedes calentar tu hogar de forma rápida y efectiva, sin preocuparte por los residuos que lanzas al medioambiente, ni por lo que pueda escaparse dentro de casa.

Porque, al tratarse de un producto 100% natural, una estufa de pellets libera menos emisiones contaminantes cuando quema pellas que la chimenea tradicional o una estufa de gas.

Muchos ecologistas incluso los consideran una inversión neutra en carbono, ya que los pellets están hechos de material natural que vivió con CO2 en el pasado.

De hecho, además de su uso para calefacción también se emplean para que se recuesten los animales en las cuadras, ya que son muy saludables al no acumular polvo, ser un producto natural sin aditivos químicos y ser muy absorbentes y limpios.

Serrín y astillas prensadas

Las pellas se fabrican mediante prensado de serrín o astillas, donde la propia lignina hace de aglomerante.

No se necesita ni pegamento ni ninguna otra sustancia más que la misma madera.

Este proceso les da una apariencia brillante como si estuviesen barnizados y los hace más densos que la madera original.

El coste de las bolsas o sacos de pellets es más asequible, en comparación con otros combustibles.

Y son fáciles de encontrar en grandes superficies de bricolaje, como BriCor, Bauhaus o Leroy Merlin, e incluso en línea a través de Amazon.

En cuanto a su instalación, la estufa de pellets permite elegir entre el sistema de calefacción con ventilación, para que cualquier parte del hogar pueda obtener las necesidades caloríficas que necesita, o bien funcionar de manera independiente para una sola sala.

Una estufa de pellets tiende a mantenerse menos caliente por fuera cuando funciona en comparación con la mayoría del resto de opciones, lo que significa que puede colocarse sin problemas prácticamente pegada a cualquier pared.

La mayoría de las estufas de leña tradicionales necesitan al menos unos centímetros o una capa de protección de ladrillo para evitar problemas.

Y los requisitos de mantenimiento para una estufa de pellets son mínimos.

Dado que la combustión de las pellas no produce humo, uno no ha de preocuparse por la acumulación de creosota en los respiraderos.

Aún así es preciso inspeccionar los rotores y los ventiladores de forma regular, aunque se trata de un gasto mínimo.

Sí que es conveniente sacar las pellas no utilizadas de la estufa al final de la temporada para evitar problemas de corrosión.

Libres de bichos

No obstante, si su estufa de pellets está conectada a la chimenea, entonces sí que es conveniente que inspeccione su ventilación de humos de forma regular, para evitar la acumulación de hollín.

Una ventaja adicional, al decir de muchos propietarios, es que no hay que estar pendientes de las plagas de bichos en el lugar destinado a almacenar los pellets.

Las pellas vienen preparadas en bolsas preenvasadas que puede almacenar en su garaje o cobertizo.

No necesitas preocuparte por invitados no deseados que intentan ascender por tu brazo mientras llevas la bolsa dentro de casa, como sucede a veces con los troncos de madera.

Y al tratarse de una energía renovable, la instalación de estufas de pellets cuenta con subvenciones públicas, bien a nivel estatal o de comunidades autónomas.

Sería engorroso detallar aquí las diferencias entre las 17, pero te recomendamos investigar este extremo para recuperar parte de la inversión si es posible.

Llega pues el momento de enfrentar las posibles desventajas

Y la primera de ellas sería el coste de una estufa de pellets, que es alto si se compara las que utilizan otro tipo de combustible.

Aquí cada uno debe valorar si lo que busca, a la hora de instalar una fuente de calor en casa es el precio del aparato, el del combustible, la calidad del calor producido, la comodidad en su uso… No obstante, conviene recordar que, a pesar de que su instalación sea más costosa, este gasto se ve compensado al cabo del tiempo por el bajo precio de las pellas.

Además, se precisa un mayor espacio de almacenamiento que si de una chimenea de leña tradicional se tratase.

Puesto que los sacos o bolsas grandes evitan varios viajes durante el invierno para asegurarse de que hay suficiente combustible disponible.

Por cierto, las pellas han de guardarse en un lugar seco, ya que al contacto con el agua se convierten en serrín, y pierden sus propiedades.

El coste de la luz

La mayoría de las estufas de pellets funcionan con electricidad.

Una chimenea de leña tradicional o una estufa de hierro fundido es una unidad independiente, que puedes usar en cualquier momento.

No importa si se va la luz, porque el fuego va a seguir ardiendo, y en un momento dado puede ser hasta más romántico.

Pero en las que queman pellas necesitas un generador de respaldo, pues dejan de funcionar cuando se corta la luz.

En cuanto a su estética visual, las estufas de pellets obligan a sacrificar un tanto el estilo decorativo en favor de la eficiencia energética.

La combustión de pellas es constante y brillante, pero no tendrás las atractivas llamas crepitantes que crea una chimenea de troncos.

Y tampoco proporciona ese característico olor a fuego de leña.

Algunas estufas de pellets pueden producir un ruido que resulte irritante con el tiempo.

El motor que origina la combustión y el rotor del ventilador son los culpables.

La mayoría de propietarios se adaptan y acostumbran a esta contaminación acústica, pero hay quien acaba renunciando.

Y por último está el deshacerse de las bolsas de plástico.

Comprar en grandes cantidades (sacos/bolsas de 15 ó 20 kilos) siempre ayuda a ahorrar dinero en combustible.

Pero eso significa una gestión adecuada de este desperdicio.

En todo caso, si estás buscando una forma ecológica y económica de calentar tu hogar en el invierno, una estufa de pellets es una opción a considerar.

Aquí tienes pros y contras para sopesarlos, y por supuesto estamos a tu disposición para cualquier explicación adicional.

DESCUBRE ALGUNOS DE NUESTROS SERVICIOS

Fotografía de Michael Shannon en Unsplash

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡SÍGUENOS!

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG