Madrid 659 706 618 | León/Asturias 659 115 313 | Cantabria/Bizkaia 650 425 273 | Guipúzcoa/Álava 633 764 706 info@losdeshollinadores.es

Cuándo deshollinar la chimenea: consejos para un correcto mantenimiento y limpieza

por Olivier | Nov 13, 2023 | Chimenea, Sin categoría | 0 Comentarios

Cuándo deshollinar la chimenea. La limpieza regular de chimeneas es esencial para su correcto funcionamiento y para optimizar su eficiencia. Se recomienda limpiar al menos una vez al año, o dos veces si se utiliza con frecuencia.

Factores como el uso frecuente, las hojas de árboles y la suciedad pueden obstruir los conductos y hacer que se requiera una limpieza más frecuente.

Para una correcta limpieza, se necesita limpiar tanto el interior como las salidas de humos. Existen métodos mecánicos, como cepillos, y químicos con productos especializados. También se deben considerar las particularidades de cada tipo de chimenea. En cualquier caso se aconseja tomar precauciones y utilizar protección personal durante la limpieza.

¿Cuándo hay que deshollinar la chimenea?

El deshollinado de la chimenea es una tarea fundamental para su correcto funcionamiento y mantenimiento a lo largo del tiempo. Hacerlo con la frecuencia adecuada nos ayudará a alargar la vida de la chimenea y a conseguir que su rendimiento sea el óptimo.

Vamos a ver la frecuencia recomendada de limpieza y los factores que pueden influir en la necesidad de deshollinar la chimenea.

Frecuencia recomendada de limpieza

Para garantizar un buen rendimiento de la chimenea, se recomienda realizar una limpieza al menos una vez al año. Sin embargo, si se utiliza la chimenea con regularidad, se aconseja aumentar la frecuencia a dos veces al año.

Es recomendable llevar a cabo una limpieza en verano, antes de la temporada de uso intensivo, y otra en invierno, durante o al finalizar dicho período. Estas limpiezas periódicas ayudarán a prevenir posibles obstrucciones y asegurarán un correcto flujo de humo.

Factores que afectan la necesidad de deshollinado

Existen varios factores que pueden influir en la necesidad de deshollinar la chimenea con mayor frecuencia o antes de lo esperado:

\

Uso frecuente

Si se utiliza la chimenea con regularidad, es probable que se acumule más hollín y creosota en los conductos, lo que puede obstruir el paso del humo.

\

Presencia de árboles

Las hojas de los árboles pueden caer sobre la chimenea y obstruir los conductos, por lo que se recomienda una limpieza adicional si hay árboles cercanos.

\

Suciedad externa

El polvo, los excrementos de aves u otros elementos presentes en el ambiente también pueden acumularse en las salidas de humos y afectar el funcionamiento de la chimenea.

\

Acumulación de creosota

La creosota es un compuesto inflamable que se forma por la combustión de la madera. Si se acumula en exceso, puede dañar la estructura de la chimenea y aumentar el riesgo de incendio.

Tener en cuenta estos factores permitirá determinar la frecuencia adecuada de deshollinado y garantizar un óptimo rendimiento de la chimenea a lo largo del tiempo.

deshollinadores de chimeneas en Madrid, servicios de chimeneas en Madrid, Limpieza de chimeneas en Madrid, Servicio de deshollinador en Madrid, Empresa de deshollinado y mantenimiento, deshollinado de chimeneas de leña, deshollinado de chimeneas de carbón, deshollinado de chimeneas de biomasa, deshollinado de chimeneas de pellets,deshollinado de chimeneas de gasoil, deshollinado de chimeneas de gas, limpieza de campanas extractoras, limpieza de shunts de ventilación, deshollinadores de chimeneas en Leon, servicios de chimeneas en Leon, Limpieza de chimeneas en Leon, Servicio de deshollinador en Leon
Termina la temporada de frío - Limpieza de chimeneas, deshollinadores

Métodos de limpieza de chimeneas

El deshollinado y limpieza de chimeneas puede realizarse mediante diferentes métodos, cada uno adaptado a las necesidades específicas de limpieza. A continuación, se describen dos de los métodos más comunes:

Limpieza mecánica con cepillos deshollinadores

Este método de limpieza consiste en utilizar cepillos deshollinadores para retirar las cenizas y el hollín acumulados en el interior de la chimenea. Los cepillos, que vienen en distintos tamaños y formas, se introducen en los conductos de la chimenea y se realizan movimientos de rotación para frotar y eliminar los residuos adheridos a las paredes.

Es importante utilizar cepillos de calidad y que se ajusten al tamaño de la chimenea, para asegurar una limpieza eficiente y evitar dañar el revestimiento de la chimenea. Durante este proceso, se recomienda utilizar protección personal, como guantes, delantal, gafas protectoras y mascarilla, para evitar inhalación de partículas y contacto directo con los residuos.

deshollinar la chimenea
deshollinadores de chimeneas en Madrid, servicios de chimeneas en Madrid, Limpieza de chimeneas en Madrid, Servicio de deshollinador en Madrid, Empresa de deshollinado y mantenimiento, deshollinado de chimeneas de leña, deshollinado de chimeneas de carbón, deshollinado de chimeneas de biomasa, deshollinado de chimeneas de pellets,deshollinado de chimeneas de gasoil, deshollinado de chimeneas de gas, limpieza de campanas extractoras, limpieza de shunts de ventilación, deshollinadores de chimeneas en Leon, servicios de chimeneas en Leon, Limpieza de chimeneas en Leon, Servicio de deshollinador en Leon

Limpieza química con productos especializados

La limpieza química es otra opción para deshollinar la chimenea, especialmente recomendada como mantenimiento regular durante la temporada de uso. Consiste en utilizar productos especializados que ayudan a eliminar la creosota y otros residuos acumulados en los conductos.

El proceso suele implicar encender la chimenea y colocar un leño deshollinador o una bolsa que contenga el producto en el fuego. A medida que se va consumiendo, el producto se dispersa en los conductos y ayuda a disolver y eliminar los residuos. Es importante seguir las instrucciones del fabricante y tomar precauciones al manipular y utilizar estos productos químicos.

De cualquier manera, esta limpieza es menos profunda que el deshollinado, por lo que aunque se realice durante la temporada de uso siempre deberíamos realizar al menos un deshollinado antes del comienzo de la temporada.

Tipos de chimeneas y recomendaciones específicas

Chimeneas de ladrillo

Las chimeneas de ladrillo son comunes en muchas viviendas, y requieren un mantenimiento adecuado para asegurar su buen funcionamiento. Es importante inspeccionar regularmente la chimenea para detectar posibles grietas en el ladrillo y repararlas a tiempo. Además, se recomienda deshollinarlas al menos una vez al año, eliminando el hollín y las cenizas acumuladas en el conducto. Esto evita la obstrucción y facilita la correcta expulsión de humo.

Chimeneas de cassettes

Las chimeneas de cassettes son una opción popular debido a su eficiencia y estética. Para mantenerlas en buen estado, es necesario realizar una limpieza regular del cassette y sus componentes. Esto implica retirar las cenizas y el hollín acumulados, así como limpiar los cristales y verificar que los sistemas de ventilación estén en óptimas condiciones. Se recomienda deshollinar estas chimeneas al menos una vez al año, aunque la frecuencia puede variar según el uso y las recomendaciones del fabricante.

Chimeneas de pellets

Las chimeneas de pellets son una alternativa moderna y eficiente para la calefacción. Estas chimeneas utilizan pellets de madera como combustible, por lo que requieren un mantenimiento regular para garantizar un rendimiento óptimo. Se recomienda deshollinarlas al menos una vez al año, limpiando el conducto de humos y asegurándose de que no haya obstrucciones. Además, es importante realizar una limpieza regular del sistema de alimentación de pellets y verificar el estado de los dispositivos de seguridad.

Consejos adicionales para el mantenimiento y prevención

Limpieza de salidas de humos

Además de limpiar el interior de la chimenea, es importante prestar atención a las salidas de humos. Estas salidas pueden acumular suciedad y obstruirse, lo que afecta el rendimiento y la seguridad de la chimenea. Para limpiar las salidas de humos, se recomienda utilizar una escobilla o un cepillo adecuado para eliminar cualquier residuo o bloqueo. Asegúrate de realizar esta limpieza con regularidad, especialmente después de periodos de uso intensivo de la chimenea, como en invierno.

Uso de protección personal

Al realizar tareas de deshollinado y limpieza de chimeneas, es fundamental protegerse adecuadamente. Utiliza guantes resistentes al calor para evitar quemaduras y proteger tus manos de la suciedad. Además, utiliza gafas protectoras para evitar la entrada de partículas en los ojos. Un delantal puede ser útil para proteger tu ropa de las cenizas y hollín. Y para asegurar una protección efectiva, utiliza una mascarilla que filtre el polvo y evite la inhalación de sustancias nocivas.

Recuerda que la seguridad es primordial durante todo el proceso de limpieza de la chimenea.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.